¿Cómo nació el Jazz? | El Imparcialito

¿Cómo nació el Jazz?

Lo hemos dicho antes y lo repetimos ahora, la música es el idioma universal y es parte de nuestra vida diaria. Sé que ninguno de nosotros podría concebir la vida…

Lo hemos dicho antes y lo repetimos ahora, la música es el idioma universal y es parte de nuestra vida diaria.

Sé que ninguno de nosotros podría concebir la vida sin música.

Por eso en esta ocasión recordamos el natalicio de Louis Armstrong, también conocido como Satchmo y Pops, quien fue un trompetista y cantante estadounidense de jazz y una de las figuras más carismáticas e innovadoras de este género musical.

Su natalicio se celebra los días 4 de agosto.

Gracias a sus habilidades musicales y a su brillante personalidad, transformó el jazz desde su condición inicial de música de baile con raíces folclóricas en una forma de arte popular.

 

Curiosidades de Louis Armstrong

  • Louis Armstrong nació en Nueva Orleans, el 4 de agosto de 1901, y falleció en Nueva York, 6 de julio de 1971 a los 70 años de edad.
  • No existían antecedentes musicales en su familia, por lo que su interés por este arte surgió a partir de la escucha de las célebres bandas de Nueva Orleans, que desfilaban habitualmente por las avenidas de la ciudad.
  • En 1922, Armstrong se unió al éxodo generalizado de músicos que se produjo hacia Chicago, a donde había sido invitado por Joe King Oliver para incorporarse a su Creole Jazz Band como segundo cornetista. La orquesta de Oliver era, a comienzos de los años veinte, la mejor y la más influyente agrupación de swing de Chicago, en una época en que la ciudad era el centro del jazz; fue en este momento cuando la popularidad de Armstrong empezó a incrementarse de forma exponencial.
  • Tras pasar muchos años de gira, se asentó permanentemente en Queens, Nueva York, en 1943. Aunque no ajeno a las vicisitudes del Tin Pan Alley y del negocio musical controlado por gánsteres, Louis continuó desarrollando su técnica y su carrera musical.
  • Durante los siguientes treinta años, Armstrong llegó a actuar una media de trescientas veces por año. En los años cuarenta, las big bands entraron en decadencia debido a los cambios en el gusto del público: muchas salas de baile cerraron y entre los nuevos medios de comunicación como la televisión y el auge de nuevos tipos de música, las big bands y el swing pasaron a un segundo lugar. Se hizo imposible mantener y financiar orquestas itinerantes de 16 músicos.
  • En 1964, Armstrong grabó el que sería su tema más vendido: «Hello, Dolly». La canción obtuvo el puesto número uno en las listas de Estados Unidos, superando al grupo inglés The Beatles. Armstrong también obtuvo por el disco un premio Grammy al Mejor Cantante masculino y fue nominado a Mejor Disco del año. En este álbum se encuentra, también, otro tema clásico de Armstrong: «Jeepers Creepers».

No cabe duda de que por su gran talento y su bella música, nunca lo olvidaremos.

Bárbara Ojeda9 Posts

Salvando el planeta

Día de Muertos

Color en la naturaleza

Mundos de papel