El vagoncito juguetero: Volviendo a jugar sin baterías en la FILO 2018 – El Imparcialito

El vagoncito juguetero: Volviendo a jugar sin baterías en la FILO 2018

Entre los verdes jardines del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO), se encuentra el espacio denominado Pic Nic Literario, donde hay muchas actividades para los pequeños, como divertidos…

Entre los verdes jardines del Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca (CCCO), se encuentra el espacio denominado Pic Nic Literario, donde hay muchas actividades para los pequeños, como divertidos cuentacuentos, donde los niños o cualquier asistente pueden recostarse en el pasto y los cojines de colores, a escuchar historias.

En ese divertido lugar, se realizó la actividad llamada “Jugando en el vagoncito juguetero”, un momento inolvidable en el que un pirata distraído presentó un vagón de tren muy especial, dentro del cual había muchos juguetes tradicionales mexicanos, que han sido dejados de lado por los niños, que recurren más a los juegos electrónicos y digitales.

Este vagón de tren miniatura tenía infinidad de trompos, canicas, matracas, muñecas de trapo, carritos, peleadores de madera, trapecistas y muñecos de animales de tela, que muchos amiguitos tomaron entre sus manos por vez primera, descubriendo un nuevo universo de diversión.

Haciendo ruido con las maracas y matracas, sumando los puntajes del juego de canicas y abrazando a las muñecas con sus trenzas, los niños y niñas se divirtieron un momento al lado de sus madres, quienes también recordaron la importancia de los juguetes tradicionales, algunos con más de 500 años de antigüedad en nuestro país.

Además de contarles sobre el origen y la existencia de estos bonitos y coloridos juguetes, el pirata les presentó a un cantante muy conocido en otras épocas, que hizo muchas canciones sobre juguetes e historias que entretienen a cualquiera: Francisco Gabilondo Soler, mejor conocido como “Cri-Cri”, El Grillito Cantor.

La presentación de la estación itinerante de juegos tradicionales les dio a conocer que pertenece al Museo Infantil de Oaxaca (MIO), por lo que si quieren volver a verla, pueden acudir a este espacio.

Conocer al vagoncito fue emocionante y entretenido para pequeños y no tan pequeños, así que el pirata les aseguró a los amiguitos que siempre habrá una oportunidad de diversión en los juguetes artesanales; y a los mayores les recordó la importancia de no perder la ilusión de ser niños.