El cartero trae cartas para… – El Imparcialito

El cartero trae cartas para…

¡Yo soy Yael Alexander y no dejes de leerme!

Por: Yael Alexander Victoria González

Seguramente tú que eres de mi generación así como de unos 10 años, estás más involucrado con las redes sociales y las nuevas tecnologías y tal vez poco haz usado la carta como medio de comunicación para mandar un mensaje, un saludo, una noticia o alguna información.

Sin embargo, quiero decirte que las cartas escritas a mano son más bonitas y más cuando las recibes de personas que significan mucho para ti. Yo recibí el día de mi cumpleaños una carta de mi hermano y la verdad me hizo muy feliz.

Cuando escribes una carta, la pones en un sobre con su dirección y para que llegue a su destino la tienes que depositar en una oficina de correos, ponerle timbres y dejar que pasen unos días para que la reciba la persona a la que le escribiste.
Luego un cartero la lleva a la dirección y es así como el destinatario la puede leer, ¿qué bonito no?

Este ejercicio poco a poco ha ido desapareciendo por qué mucha gente ya no escribe y ahora con el uso del celular y el internet se mandan otros mensajes que llegan más rápido.

EL DÍA DEL CARTERO

¿Pero por qué te platico todo esto?, pues por qué el pasado 12 de noviembre se conmemoró el Día del Cartero, un trabajo realizado por todos ellos que día con día se esfuerzan para llevar a cada una de las casas las cartas correspondientes.

La historia dice que en los años de la Revolución Mexicana, un tren que transportaba oro se volcó, el cual también transportaba correspondencia militar, y la persona encargada de llevarlas prefirió las cartas más que el oro y huir.
Debido a este acto, el presidente de México, Pascual Ortiz Rubio decidió instaurar desde 1931, el Día del Cartero. Un día de reconocimiento por su labor ejercida.

La profesión de cartero ha sido y sigue siendo muy importante desde la antigüedad. Gracias a su trabajo permite que las personas puedan comunicarse y mandarse información que llega al receptor en pocos días e incluso en unas horas. En la antigüedad eran conocidos como emisarios.

Los emisarios recorrían grandes distancias a caballo llevando las cartas a su receptor. Hoy en día el transporte usualmente utilizado por los carteros para su trabajo suelen ser las motocicletas.

Tristemente en la actualidad las personas mandan menos cartas que antes, pero no dejemos morir esta forma tan bella de expresión.

 

Así es que si tú no has escrito una carta, te invito a que hagas una al ser que más amas y se la hagas llegar por el servicio postal mexicano.

¡Yo soy Yael Alexander y no dejes de leerme!

¡Hasta pronto!