¡Postales navideñas para todos! | El Imparcialito

¡Postales navideñas para todos!

Buenos días amiguito, te envío un gran saludo y un fuerte abrazo en este domingo.

Itamar Martínez Ruiz

Hoy quiero contarte algo muy interesante relacionado a la navidad y las tarjetas postales. Antes que nada ¿alguna vez has enviado alguna? Probablemente tu respuesta sea no y es que hoy en día el envío de cartas y postales ha disminuido muchísimo debido al constante avance y uso de la tecnología. Ustedes, los más pequeños, han crecido rodeados de celulares y computadoras pero antes de que esos aparatos tuvieran tanta presencia en nuestras vidas las personas se comunicaban a través de cartas y en fechas especiales como lo son las fiestas decembrinas enviaban pequeñas tarjetas de papel ilustrado, las postales navideñas ¡Genial! ¿No crees?

 

Como ya sabes las postales son rectángulos de cartulina o cartón delgado que tiene uno de sus lados ilustrados con fotografías o dibujos y la otra cuenta con espacio para escribir la dirección de la persona a la que la enviaremos además de un breve mensaje. Las postales tal como las conocemos ahora se inventaron alrededor de 1856 pero unos años antes ya existían tarjetas con imágenes festivas y con mensajes de felicitación por las fiestas de diciembre,

¿Sabes dónde y cuándo se inventaron?

Verás, en 1843 Sir Henry Cole, quien era un exitoso empresario, conocía a una gran cantidad de personas por lo que le resultaba muy difícil escribir una carta de navidad para cada uno de sus amigos, por esta razón le encargó a John Calcott Horsley (maestro litográfico) el diseño de una imagen de felicitaciones y la impresión de 1000 ejemplares.

En el centro de la tarjeta se podía ver la escena de una familia brindando y comiendo y en los laterales se ilustraban personas obsequiando ropa y comida a personas necesitadas, en la parte de abajo se leía la frase “Feliz Navidad y Feliz Año Nuevo para usted”. Henry Cole utilizó estas tarjetas impresas en litografía para envíales sus felicitaciones y buenos deseos a todos sus conocidos y amigos sin tener que pasar días y días redactando cartas. Por su parte John Calcott vendió las tarjetas que le sobraron por el precio de un chelín y ¿qué crees? ¡Fueron un gran éxito!

 

Pero fue hasta 1862 cuando se empezaron a imprimir postales en serie las cuales se vendía rápidamente y en 1893 la costumbre de enviar postales navideñas tuvo la aprobación oficial de la corona británica cuando la reina Victoria encargó la impresión de mil postales para su uso personal. A partir de ahí esta tradición comenzó a extenderse por todo el mundo.

Ahora que ya conoces un poco acerca de esta bonita tradición te invito a que visites el Museo de Filatelia de Oaxaca en donde podrás elaborar una postal navideña y enviarla a tus seres queridos en cualquier parte del mundo en donde se encuentren. Además recorre nuestras salas de exhibición, bóveda filatélica y biblioteca.

Visítanos en un horario de atención de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 horas y domingos de 10:00 a 18:00 horas. ¡Te encantará!

¡Saludos postales!