Los hombres de los pies ligeros – El Imparcialito

Los hombres de los pies ligeros

¡Saludos postales!

¡Hola amiguito!, como cada domingo es un placer encontrarnos en esta maravillosa sección. El día de hoy quiero platicarte acerca de uno de los personajes más importantes de la historia del correo en México, los painanis.

Desde la época prehispánica han existido grandes civilizaciones en México y toda gran civilización necesita de medios de comunicación eficientes para poder mantener el control. Como ya sabes antes de la llegada de los españoles en el continente americano no existían caballos ni otros animales de carga, así que el envío de mensajes necesitaba de la fuerza del hombre para poder funcionar y los painanis eran la respuesta a la necesidad de comunicarse. Los painanis eran hombres fuertes entrenados para llevar mensajes a los lugares más alejados del imperio.

 

 


Al cumplir los 15 años de edad en los Tepochcalli, una especie de escuelas que se encontraban en cada barrio en la cuales se entrenaban en cuestiones académicas pero también militares. Cuando alguno de los estudiantes sobresalía por su agilidad o velocidad era separado del resto y comenzaba un entrenamiento más duro que el de los demás.

Los painanis se dividían en tres subgrupos: los Painani quienes servían para enviar mensajes ceremoniales y religiosos, iban muy bien vestidos y generalmente se trataba de hijos de familias poderosas. Los Yciucatitlantli eran mensajeros exprés que viajaban ligeros de carga y los Tequihuatitlantli eran mensajeros relacionados a lo militar e informaban acerca del desarrollo de las batallas.

Para que los mensajes pudieran viajar grandes distancias en el menor tiempo posible se utilizaba un sistema de relevos en el que cada mensajero corría aproximadamente 10 kilómetros hasta su siguiente relevo, el cual ya se encontraba esperando para continuar el camino, se dice que utilizando este sistema se llegaron a recorrer 400 kilómetros en 24 horas. A lo largo de los caminos existían edificaciones llamadas Techioloyan en las cuales los painanis podían descansar y reponer fuerzas después de una jornada de trabajo. Los mensajes eran transmitidos verbalmente de un relevo a otro pero también iban acompañado de papeles con escritos e imágenes para complementar la información.

 

Aún antes de la llegada de los españoles a México, el imperio azteca ya contaba con un complejo y muy eficiente sistema de mensajería, de hecho a través del sistema de painanis fue que se informó al emperador azteca el avistamiento de los primeros barcos españoles en lo que hoy es el estado de Veracruz.

Ahora que ya conoces un poco más de la historia del correo en nuestro país te invito a que te sumerjas en el fascinante mundo de la filatelia y el correo visitando el MUFI. Visítanos en un horario de lunes a sábado de 10:00 a 20:00 horas y los domingos de 10:00 a 18:00 horas. Recorre nuestras salas de exposición, explora la bóveda filatélica, investiga en la biblioteca José Lorenzo Cossío y Cosío y diviértete con las actividades que tenemos en el club.

 

Itamar Martínez11 Posts

Una visita al MUFI

Estampas de un espacio

El Ojo de Buey