¡A mis maestras y maestros con cariño! | El Imparcialito

¡A mis maestras y maestros con cariño!

¿En qué tipo de maestra o maestro encaja el tuyo?

El Día del Maestro es una conmemoración que honra la labor de los catedráticos y profesores mexicanos. Se viene celebrando desde 1918, por un decreto que fue firmado por el presidente Venustiano Carranza y no es para menos, ya que el gran trabajo que realizan las y los profesores, tiene que ser reconocido, pues no es nada fácil atender y estar al pendiente de muchos niños y niñas y aparte tener esa vocación de enseñanza, por eso, hoy quiero reconocer la gran labor de los maestros y maestras que día con día nos transmiten nuevos conocimientos.

Y claro que hay de maestros a maestros que con sus estilos, estrategias y métodos didácticos y pedagógicos hacen que el proceso enseñanza- aprendizaje sea muy dinámico y significativo para sus alumnos. Por eso existen varios tipos de maestros que a continuación describo.

Y dime, ¿En qué tipo de maestra o maestro encaja el tuyo?

1.-El maestro ansioso: El que lo gobierna todo de una manera personal. Dirige por sí mismo el trabajo de la clase, instituye las normas de disciplina y cuida de que se cumplan, sin permitir ninguna intervención de los escolares, ni tener en cuenta sus incentivos, ni propuestas.

2.-El maestro índole: El que no tiene criterio fijo y abandona al niño a su propia espontaneidad, la pereza disfrazada de libertad es la que define a estos maestros.

3.-El Maestro Ponderado: El que dosifica la libertad y la autoridad, estableciendo un justo equilibrio entre las normas y la iniciativa individual, así como el progreso y la tradición.

4.-El maestro nato: Este maestro se caracteriza por su disposición natural para la docencia y su tacto pedagógico ingénito. Su característica es la vocación en un sentido propio.

5.-El clásico maestro: Que limita estrictamente su actividad al tiempo escolar. No tiene ninguna relación con los padres del alumno, se conecta únicamente a las preocupaciones educativas, lo que le importa antes que nada es “la trasmisión y fiel interpretación de sus conocimientos”, no está de acuerdo con los nuevos métodos, evita la intimidad con los alumnos y se mantiene a distancia con los mismos.

6.-El maestro del futuro: El que tiene una relación con los padres de los chicos a quienes enseñan, practican nuevos métodos y técnicas para optimizar el aprendizaje, es decir que siempre están actualizados, se esfuerza por crear un ambiente
agradable en la clase, promueve la estimulación colectiva con un espíritu de cooperación, no es autoritario pero si mantiene en orden el aula. Organiza actos extraescolares, como visitas o concursos, etc. le gusta reunirse con sus alumnos fuera de la escuela y se propone fines educativos para tales circunstancias; adopta una actitud de simpatía y comprensión, aliento y confianza. La personalidad de este maestro inspira respeto y educación.

7.-Los maestros egoístas: Son los que gustan de su vida confortable, prestigio profesional y trabajo pedagógico fácil, ellos no piensan en mejorar o utilizar estrategias de aprendizaje para optimizar el aprendizaje de sus alumnos, no, ellos solamente piensan en ellos. Les encanta que les brinden honores y reconocimientos.

8.-Los maestros autoritarios: Los que exigen rigidez en el cumplimiento del trabajo de los alumnos, castiga sin conocer las causas. Someten a sus alumnos a la más estricta obediencia, cortando su derecho a la libre expresión.

Y bueno también hay uno que otro así:

9.-El guapo: Siempre pones atención a sus clases y hasta participas.

10-.El barco: El que no reprueba a nadie. No deja tarea y tampoco cuenta las asistencias. Hay quienes lo ven dormir durante clases.

11.-El estricto: Al que todos temen. No sólo deja mucha tarea, también le encanta reprobar a la menor provocación. Normalmente es al que odias.

12.-El buena onda: El que disfruta su trabajo. Llena de emoción a sus alumnos y es muy divertido. Es el favorito.

13.-La chiflada: Nunca falta esa maestra loca que se apasiona por su materia o luego llega con disfraces y deja un montón de tarea que al final nadie termina. Lo bueno es que ella ama su clase (aunque grita mucho). Te cae secretamente bien porque públicamente te da pena ajena.

14.-Al que todos ignoran: El que no sabe poner disciplina, a tal extremo que los alumnos pueden hacer lo que les dé su gana en la clase. A veces se las quiere dar de rudo y poner castigos, pero no lo toman en serio. Por compasión haces su tarea.

15.-La mamá: Esta es una clase de maestra en peligro de extinción, pero se aprecia cuando uno las encuentra. Son muy dulces y cariñosas. Casi nunca te dejan tarea y realmente les importas si algo malo te pasa.

Y así con las maestras y maestros, pero muchos con toda la disposición de hacer lo mejor posible su trabajo. Felicidades a todas y todos, en especial a mis maestras Wendy y Ceci, a quienes aún las recuerdo con mucho cariño.

También envío felicitaciones a mi maestra Graciela por sus 30 años de servicio.