Temporada de chicatanas | El Imparcialito

Temporada de chicatanas

Empezó la temporada de lluvia y los primeros insectos en salir de su agujero, fueron las hormigas voladoras llamadas chicatanas.

La chicatana es la reina de las hormigas arrieras, una subespecie de las atinas cortadoras de hojas. Su nombre proviene del náhuatl, tzicatl de tzi-ntli que significa trasero, y azkatl que se traduce como hormiga.

Este tipo de hormigas, pertenecen al género Atta, que emergen de sus hormigueros para reproducirse. Las que tienen alas, son hembras y machos reproductores, que, al inicio de la temporada de lluvias, salen antes del amanecer para realizar su vuelo nupcial y posteriormente aparearse. Después de ello, el macho casi siempre muere y las hembras se entierran para formar sus propias colonias, las cuales abundan mucho y llaman la atención por el gran número de hormigas que se conjuntan. Están presentes en diversos países latinoamericanos y en el sur de México, precisamente en nuestro estado y particularmente en la región Mixteca.

Seguramente tú ya las has visto y te apuesto a que ya has atrapado alguna.

¿Sabes? Las hormigas chicatanas se consumen desde la época prehispánica, su gran aporte de proteínas era en ese entonces y actualmente muy valorado, además de que su sabor es exquisito. Son una de las especies que más arraigo tienen en la tradición entomófaga mexicana, es decir en comer insectos, arácnidos o artrópodos en general.

Como se reproducen cada año, son muy valiosas y codiciadas. Además como forman parte de la alimentación, pues en esta época muchas personas salen en busca de chicatanas para recolectarlas y posteriormente cocinarlas en una picosita salsa, en un rico molito, en un delicioso tamal o en una buena botana.

Son un gran deleite por lo menos una vez al año.

Y bueno me despido dejándote una receta para comer chicatana.

¡Que la disfrutes!

Costillas de cerdo en salsa de Chicatana

Ingredientes
1/2 kilo de chicatanas (arriera reyna) asadas.
1 kilos de costilla de cerdo.
Ajo y cebolla para cocer la carne.
1 cebolla mediana finamente picada.
3 dientes de ajo
150g de chile costeño seco (asado al comal)
Sal al gusto
Aceite

Preparación
En tres tazas de agua cocer la carne con ajo, cebolla y sal al gusto.
Freír la carne en su mismo jugo hasta dorar.
Aparte se prepara la salsa de chicatanas de la siguiente manera: Asar los chiles y remojarlos en agua caliente para suavizarlos, asar también los ajos.
Licuar los chiles, ajos y chicatanas.
Acitronar la cebolla picada y ahí agregar la salsa de chicatanas dejar que se fría por un momento y por último agregar la carne frita, dejar sazonar unos 5 minutos y servir caliente.
Comer con tortillas de maíz calentitas.
Preparar el guiso de preferencia en una cazuela de barro.