Conoce el trabajo de Tamayo | El Imparcialito

Conoce el trabajo de Tamayo

En su obra siempre aparecen sandías

Por: Diana PASCUAL

Una de las cosas que caracteriza a Tamayo es que en su obra siempre aparecen sandías, ¿te habías dado cuenta de eso? ¡Piénsalo! Rebanadas de sandía, pintada en 1950; Sandías de 1968 o El Comedor de Sandías de 1949 son solo algunos de los muchos ejemplos que podemos dar sobre la obra de Tamayo y de cómo este fruto rojo era especial para él.

¿Te imaginas por qué Tamayo pintaba tantas sandías? Regresemos a la infancia y juventud de Rufino, quien con su tía Amalia vendía frutas en mercado de la Merced en la Ciudad de México, sin duda esta etapa de su vida fue la que le dio la inspiración para llenar de color sus cuadros y aún más las sandías, brillantes como él.

Dicen los conocedores de la pintura que Tamayo pintaba sandías por simbolismo, es decir que significaban mucho para él, ya sea por el color verde, blanco y rojo como los de su país o porque pintándolas pudo descubrir y abordar nuevas corrientes artísticas.

En las sandías que pintaba Rufino podemos ver cómo pasó del realismo, es decir que las rebanadas eran muy muy parecidas a como son en realidad, al cubismo, el cual se basa en figuras geométricas para realizar una imagen.

Quizá en nuestra vida diaria las sandías son una cosa normal, pero quién diría que para Tamayo significarían tanto. Piensa en su obra El comedor de sandías el cual presenta a un hombre sonriente apoyado en una mesa dispuesto a comerse la sandía ¿has pensado alguna vez que la sonrisa del comedor y la fruta se parecen? ¡Fíjate bien!

Para Tamayo las sandías eran muy especiales, al igual que nosotros en MIO lo es aprender y divertirnos siguiendo como inspiración a este pintor oaxaqueño; así que no te olvides de visitarnos de lunes a domingo de 10:00 a 19:00 horas y llena tu vida de las Sonrisas de Tamayo.