¿Quién fue, es y seguirá siendo Francisco Toledo? | El Imparcialito

¿Quién fue, es y seguirá siendo Francisco Toledo?

Francisco Benjamín López Toledo, mejor conocido como Francisco Toledo, fue uno de los grandes artistas plásticos de México, con amplio reconocimiento internacional.

Fue impresor, dibujante, pintor, escultor y ceramista. Su arte reflejó un gran aprecio por la estética de la naturaleza, particularmente la de animales que no son convencionalmente asociados con la belleza, como por ejemplo, monos, murciélagos, iguanas, sapos e insectos.

En su escultura, tuvo dos formas de expresión: una donde representó cosas del mundo natural, específicamente bestiarios de distintos animales, y otra donde se despegó totalmente de la realidad. Su visión afirmaba que el mundo de los humanos y el de los animales son uno con la naturaleza.

En sus cuadros se representa mucho la androginia, organismos con características tanto femeninas como masculinas. Usó la modernidad y la vanguardia de otras civilizaciones para sus obras, especialmente la europea, y mostró un sentido de lo fantástico muy desarrollado, al crear criaturas antropomórficas, es decir le daba forma humana a objetos y animales y a la vez eran monstruosas y juguetonas, personajes que incluía en sus papalotes, libros de artistas, máscaras, piezas de joyería y grabados.

Fue un artista plástico y gráfico autodidacta y tuvo una destacada labor como activista de izquierda, luchador social, ambientalista, promotor y difusor cultural y filántropo. Apoyó numerosas causas enfocadas tanto a la promoción y conservación del patrimonio artístico mexicano y el cuidado del medio ambiente natural.

El pintor juchiteco, quien nació un 17 de julio de 1940, dejó un gran legado a los oaxaqueños:

• Creó Ediciones Toledo donde en 1983 publicó su primer libro.
• En 1992, fundó el Museo de Arte Contemporáneo (MACO), un espacio con catorce salas de exposición permanente y obras de Rufino Tamayo, Francisco Gutiérrez, Rodolfo Nieto, Rodolfo Morales y por supuesto del mismo Toledo.
• El 17 de septiembre de 1996, formó el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo (CFMAB) un espacio creado para promover la imagen fotográfica a través de exposiciones, talleres y conferencias. Dedicado a uno de los más grandes exponentes de la fotografía mexicana del siglo XX, Manuel Álvarez Bravo.
• En noviembre de 1988, fue inaugurado El Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO) un museo-biblioteca, creado también por el artista, conjuntamente con el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), el Gobierno del estado de Oaxaca y la Asociación Civil “José F. Gómez”. Esta hermosa casa del siglo XVIII situada frente al ex Convento de Santo Domingo y a un costado de la Plazuela del Carmen, sobre la Calle Macedonio Alcalá, cuenta con cinco salas de exhibición, tres de biblioteca, un patio central decorado con bellas plantas y el café del IAGO, con servicio de cafetería y restaurante especializado en platillos típicos de la gastronomía oaxaqueña.
• El maestro Toledo también donó la casa donde donde alberga Cinema el Pochote, un espacio para los cinéfilos oaxaqueños y que fomenta la creación de cineclubes en pueblos y colonias.
• En octubre de 1997 fundó el Taller Arte Papel Oaxaca, en la antigua planta hidroeléctrica “La Soledad”, en San Agustín Etla.
• Otro espacio fundado por el maestro Toledo, fue el Centro de las Artes San Agustín (CaSa) y aunque los trabajos fueron iniciados desde el 2000 cuando el maestro adquirió el inmueble, fue hasta el 2006 cuando se realizó la inuguración de este espacio que se convirtió en el primer centro de arte ecológico de Latinoamérica.

Sus instalaciones incluyen: Sala de exposiciones, laboratorio ecológico de fotografía, taller no-tóxico de gráfica tradicional equipado con ElectroEtch, taller de gráfica digital y seis habitaciones dedicadas al alojamiento de artistas residentes.

Y también ofrecen cursos, talleres, seminarios y diplomados en diferentes áreas artísticas como dirección y producción escenográfica, composición musical, curaduría y gestión de exposiciones, entre otros, con enfoque ecologista y de atención a la comunidad. En este maravilloso centro de artes, tuve la oportunidad de conocer al maestro. Me encontraba recorriendo el lugar, cuando en una de las salas se encontraba trabajando con jóvenes un taller de grabado. Aunque el maestro no era de tomarse fotos, en esa ocasión no tuvo inconveniente y accedió para nosotros.

El reconocido pintor, padre del artista Jerónimo López Ramírez, conocido como el Dr. Lakra, de la escritora Natalia Toledo y de la artista visual y fotógrafa, Laureana Toledo; el merecedor del Premio Nacional de Ciencias y Artes 1998, del Premio Príncipe Claus 2000, del Premio Right Livelihood 2005, el Doctor Honoris Causa 2007, defensor del maiz nativo, falleció en la ciudad Oaxaca de Juárez, el 5 de septiembre de 2019, a los 79 años de edad.

Su recuerdo permanecerá por siempre, en cada uno de los rincones culturales de Oaxaca.

¡Gracias maestro!